La versión audio de PetrolPlaza está presentada por UNITI expo 2020, la principal feria industrial europea para los sectores de venta de combustibles y lavado de automóviles.

Español English La visión de Jacob Schram sobre el futuro de la movilidad

Los vehículos se convertirán en espacios totalmente autónomos y conectados donde la gente podrá disfrutar de entretenimiento, descanso o trabajo, mejorando la productividad general, la seguridad y las estructuras de la ciudad. Jacob Schram, ex presidente de Circle K Europe, analiza el futuro.



Last update:

La industria de la movilidad experimentará cambios radicales en los próximos 30 años y es mejor que los minoristas de la estación de servicio estén preparados, advierte Jacob Schram, Asesor Senior de McKinsey & Company y ex Presidente de Circle K Europe.

Hablando ante minoristas y proveedores internacionales en la NACS Convenience Summit Europe 2019, Schram hizo un análisis apasionado del desarrollo del sector de la movilidad, hablando de las oportunidades que surgirán, así como de los peligros para aquellos que no innovan.

La inversión global en futuras empresas de movilidad ha aumentado significativamente durante la última década. Desde 2010, América del Norte ha registrado una inversión de 79.000 millones de dólares en nuevos proyectos de movilidad. China y el Reino Unido le siguen con inversiones de 50.000 millones de dólares y 34.000 millones de dólares, respectivamente; otros inversores importantes son Israel (18.500 millones de dólares), Singapur (6.000 millones de dólares), Japón (2.800 millones de dólares), Canadá, Hong Kong y Francia.

Cuatro grandes áreas disruptivas

La movilidad en las economías modernas estará determinada por cuatro tendencias disruptivas basadas en la tecnología: Conducción autónoma, conectividad, electrificación y movilidad compartida (ACES). A pesar de la presencia marginal de los vehículos eléctricos en la mayoría de los países, la electrificación sigue siendo uno de los temas más candentes de discusión entre las grandes compañías petroleras, que ahora también están introduciéndose de lleno en el mercado.

China liderará la revolución del vehículo eléctrico. Un país que ofrece una perspectiva con vistas al futuro es Noruega, donde el Gobierno ha subvencionado en gran medida la industria de los vehículos eléctricos (exención del IVA, no hay impuestos de circulación, etc.) y ahora el 58,4% de las ventas de vehículos nuevos son eléctricos; el país espera que esa cifra aumente al 100% para 2025. Circle K decidió utilizar Noruega como su "laboratorio" para el negocio de las estaciones de servicio.

"Lo que Noruega ha demostrado es que cuando hay paridad de precios para comprar, la gente prefiere comprar un coche eléctrico", dijo Schram. Para él, este es un punto clave que hará que la marea cambie de motores de combustión interna a vehículos eléctricos en el momento en que ambos vehículos se ofrezcan por el mismo precio.

Las prohibiciones nacionales a la venta de vehículos de combustión interna durante las próximas dos décadas, las prohibiciones locales a la circulación en varias ciudades, las regulaciones más estrictas que obligan a los fabricantes de automóviles a desarrollar vehículos libres de emisiones, así como el aumento de la autonomía y las nuevas tecnologías como la carga inalámbrica seguirán impulsando la industria de los vehículos eléctricos.

Los beneficios públicos estimados de los vehículos autónomos sólo en los EE.UU. superarán los 800.000 millones de dólares al año en 2030, según Schram y McKinsey. Los beneficios económicos vendrán principalmente de la reducción de la congestión, el aumento de la seguridad y un mejor uso de los bienes inmuebles al liberar espacio de aparcamiento. Con cinco niveles de autonomía reconocidos (sin necesidad de usar los pies, sin necesidad de usar las manos, sin necesidad de concentrar la vista, sin necesidad de tener que concentrarse en general y sin necesidad de realizar una acción consciente), los datos de McKinsey predicen que una vez que los coches alcancen el ultimo nivel, es decir, a partir de 2030, podrán circular por todas las carreteras, incluso en las zonas rurales que no están registradas en un registro de mapas cartográficos de alta calidad.

 

Una vez más, China probablemente dará los primeros pasos hacia un mundo autónomo. La gran mayoría de los clientes chinos (72%) está interesada en probar las AV, en comparación con el 35% de los alemanes o el 33% de los norteamericanos.

Unos niveles más altos de conectividad de los vehículos basados en la inteligencia artificial y las tecnologías predictivas permitirán a los coches conectarse al ecosistema digital del conductor, ofrecer contenido personalizado a todos los ocupantes del coche, interacciones multisensoriales y, eventualmente, tomar decisiones inteligentes. McKinsey ha establecido un marco con cinco niveles de conectividad. Para el año 2030, el 45% de las ventas mundiales de automóviles nuevos podrían ser de nivel tres o superior en conectividad, ofreciendo desde controles personalizados a todos los ocupantes hasta un chofer virtual. Esto permitiría un entretenimiento completo, publicidad personalizada y otras actividades en el vehículo.

El cuarto elemento será la expansión de la economía compartida entre las generaciones más jóvenes, siendo los países asiáticos los que más la apoyan. Para el año 2025, los "taxis" eléctricos compartidos y autopropulsados podrían proporcionar a la gente una movilidad de puerta a puerta bajo demanda a un coste inferior al de un coche privado. Un vehículo eléctrico autopropulsado y compartido con 2,5 personas costaría 0,17 dólares por milla, significativamente menos que los 0,43 dólares por milla del vehículo eléctrico privado, según los datos de Bloomberg New Energy Finance and Future of Mobility. Este tipo de movilidad crecerá rápidamente en las grandes ciudades, pero llevará tiempo llegar a las zonas rurales.

¿Qué papel jugarán las gasolineras en este escenario futurista?

El ex presidente de Circle K Europe cree que hay muchas oportunidades para los minoristas de combustible si actúan con rapidez y mantienen una mentalidad abierta: "Continúe desarrollando soluciones de combustible, ya que seguirá vendiendo combustible durante los próximos 10 o 20 años, pero esté preparado y tenga un plan para el futuro".

El número de estaciones de servicio disminuirá en general con la mayoría de las gasolineras situados en las zonas exteriores de las ciudades y a lo largo de los carriles de las autopistas. Necesitarán más espacio para ofrecer una amplia gama de servicios, como combustibles, infraestructura de carga, ofertas de alimentos, etc. Circle K decidió convertirse en el líder a la hora de ofrecer la mejor experiencia de carga de VE. Otro importante actor europeo, Shell, ha adquirido la propiedad de una de las mayores redes de recarga de vehículos eléctricos de Europa, NewMotion, en 2017.

En las zonas urbanas, las estaciones podrán ofrecer servicios de coche compartido, tanto para los automóviles de combustión interna como para los vehículos eléctricos, puntos de venta de bicicletas, alquiler de coches y otros, además de contar con una tienda de conveniencia en el mismo lugar.

La visión de una futura estación de servicio proporcionada por Schram y McKinsey es similar a la imaginada el año pasado por el minorista alemán de combustibles Aral y el Instituto de Investigación del Transporte DLR. A pesar de que los tres pilares del negocio de las gasolineras - combustibles, tienda y lavado de coches - seguirán existiendo en 2040, se añadirá un cuarto pilar en torno a los nuevos servicios de movilidad.

Hace cien años la sociedad sufrió un cambio radical al pasar de los coches de caballos a los primeros vehículos con motor de combustión. La interconectividad y los vehículos autónomos podrían suponer la segunda mayor revolución de la movilidad. Los minoristas y los proveedores tendrán que estar preparados para los rápidos cambios que se avecinan. "El futuro es prometedor si aprovechamos la oportunidad", cree Schram.

Discuss