La versión audio de PetrolPlaza está presentada por UNITI expo 2020, la principal feria industrial europea para los sectores de venta de combustibles y lavado de automóviles.

Español English Pemex abrirá una red estatal de 500 gasolineras

Con el 35% del mercado minorista de combustibles ahora en manos de marcas ajenas a Pemex, el gobierno ha decidido lanzar su propia red 'Pemex Red'.



Last update:

Petróleos Mexicanos (Pemex) se prepara para lanzar su propia red de estaciones de servicio, que será desarrollada y operada por la petrolera estatal para competir con su franquicia Pemex y con nuevos actores del mercado.

La red se denominará "Pemex Red" y estará formada por unas 500 gasolineras. La primera se inaugurará en la Colonia Condesa, en Ciudad de México; una estación que el presidente Andrés Manuel López Obrador cerró mientras estaba a cargo de la ciudad.

Bajo el modelo de negocio preparado para Pemex Red, la compañía comprará el terreno y construirá o renovará la estación de servicio. Las estaciones se licitarán a terceros bajo un régimen contractual que permite a la empresa revocar el contrato, informó El Universal.

Pemex reforzará así su papel en el mercado minorista de combustibles, en el que ya participa directa e indirectamente a través de la Franquicia Pemex (9,161 gasolineras con 45 aún en propiedad).

La medida está en línea con los esfuerzos del presidente Andrés Manuel López Obrador, un político de izquierda al que se refiere comúnmente por sus iniciales "AMLO", para revitalizar Pemex. La petrolera estatal, que una vez fue una parte clave de la economía mexicana, se ha convertido en una carga. En 15 años pasó de producir 3.4 millones de barriles al año a los 1.7 millones actuales, una caída del 50% que explica la dependencia actual del país de las importaciones de combustible.

Una respuesta estatal a un mercado liberalizado

En los últimos meses, AMLO había pedido a mercado que mantuviera bajos los precios del combustible, advirtiendo que de lo contrario el estado lanzaría su propia red de estaciones de servicio.

Con el aumento de los precios internacionales del petróleo tras el ataque a una de las plantas procesadoras más grandes de Arabia Saudi, el gobierno mexicano trató de mantener los precios de los combustibles reduciendo el Impuesto Especial sobre la Producción y los Servicios (IEPS), un impuesto indirecto que afecta a productos como el combustible, el alcohol, la cerveza y el tabaco. Esta semana, AMLO declaró que el gobierno desarrollaría sus propioas gasolineras para vender combustible a un precio más bajo y obligar al mercado a competir.

El nuevo proyecto también pretende frenar la venta de las estaciones de Pemex que se inició con el ex presidente Enrique Peña Nieto.

Luchando una batalla de percepción pública

La transformación de Pemex, tanto para las franquicias como para la futura red estatal, se presenta como una dura batalla. Después de años de corrupción e ineficiencia, la desconfianza hacia Pemex está arraigada en la sociedad mexicana. "Litro a litro" se ha convertido en el lema de muchos de los nuevos actores que entran en el mercado, ya que las bombas manipuladas se convirtieron en algo habitual.

Como explica un conductor de Uber de México, "cuando llenabas el coche con 10 litros en una estación de Pemex, normalmente obtenía entre 8 y 9 litros. Nunca 10. Trato de parar en otras gasolineras ahora". La sensación es compartida. Las estaciones de servicio que cambian de Pemex a una reconocida marca extranjera pueden ver un incremento de 35% en sus ventas, según Raúl Silva, Gerente General de Petroassist México.

El relanzamiento de la marca Pemex y la implementación de mejores prácticas apoyadas por asociaciones como Onexpo pretenden cambiar la percepción de la marca.

Related contents

Discuss