La versión audio de PetrolPlaza está presentada por UNITI expo 2021, la principal feria industrial europea para los sectores de venta de combustibles y lavado de automóviles.

Español English Huachicoleo: El arte de robar gasolina en México

El gobierno ha hecho de la lucha contra el robo de combustible en México una prioridad máxima. En 2018, las pérdidas causadas por el pinchazo a ductos alcanzaron más de 3.000 millones de dólares.



Last update:

En enero de 2019 el término "huachicoleo" adquirió relevancia internacional al entrar en crisis de abastecimiento gran parte de gasolineras. La escasez de combustible golpeó a México cuando frupos de criminales golpearon la red de conductos de combustible del país y los consumidores entraron en pánico. Huachicoleo hace referencia al robo de combustible a través de la perforación de tuberías, la cuales transportan alrededor del 20% del suministro del país, para luego venderlo en el mercado negro. Esta actividad ha generado pérdidas de 66.300 millones de pesos (3.400 millones de dólares) en 2018 a la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex). 

El peor punto de la crisis del huachicoleo este año ocurrió cuando, el 18 de enero, 80 personas murieron en la explosión de un oleoducto en el estado de Hildalgo, informa la BBC. 

Uno de los principales objetivos del nuevo gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, conocido como AMLO, es combatir la corrupción y la impunidad. La lucha contra el huachicoleo se ha convertido en una misión principal de la administración. Por medio de una serie de acciones, México ha logrado reducir el robo de combustible de 80,000 barriles diarios a 4,000, según datos del gobierno. 

“En los sexenios anteriores la Secretaría de Hacienda lo veía como algo normal y de antemano lo daba por descontado de la contabilidad pública, y nos tocó decir ‘basta'. Pero a pesar de esos sabotajes, con el apoyo de la gente que resistió la escasez de gasolina durante tres semanas y con la activa participación de las fuerzas armadas hemos podido eliminar prácticamente esta actividad delictiva,” dijo AMLO a principios de este mes.

La reducción del 94% en el robo de combustible se explica, en parte, por un cambio en el método de suministro: se cerraron los ductos y los camiones cisterna empezaron a realizar la mayor parte de los servicios logísticos desde las terminales y refinerías de Pemex. La caída en el robo de combustible permitirá a Pemex recuperar 50.000 millones de pesos este año. 

Entre 2006 y 2018, México abrió unas 108.000 investigaciones por robo de combultible. El número de casos creció exponencialmente en los últimos años: en 2006, las autoridades abrieron 394 investigaciones, mientras que el número de casos llegó a 31.000 en 2018, según cifras del gobierno citadas por Univisión.

Los minoristas continúan criticando que uno de los mayores problemas es la falta de infraestructura que garantice un suministro seguro y suficiente. Tanto Pemex como las empresas petroleras privadas están invirtiendo en el desarrollo de terminales de combustible para ampliar la capacidad de almacenamiento. Sin embargo, el transporte de combustible continúa siendo un desafío.  

Related contents

Discuss