La versión audio de PetrolPlaza está presentada por UNITI expo 2020, la principal feria industrial europea para los sectores de venta de combustibles y lavado de automóviles.

Español English La batalla por México: Una mirada a los principales competidores

Semana a semana, franquiciados de Pemex están cambiando a una nueva marca. La petrolera mexicana ya ha perdido el 35% del mercado a pesar de controlar el 90% del suministro de combustible. Echamos un vistazo a algunos de los jugadores más importantes del sector



Last update:

El mercado mexicano de estaciones de servicio, un sector que genera más de medio millón de empleos directos, está cambiando a gran velocidad. Desde que Enrique Peña Nieto liberalizó por completo el mercado minorista de combustibles, decenas de marcas internacionales y nacionales han reemplazado a las antiguas estaciones de servicio de Pemex. Con un crecimiento del 4% anual previsto para la próxima década, el número actual de estaciones continuará creciendo.

Más del 70% de las 12.500 estaciones de México siguen en manos de operadores con 1 a 4 estaciones. La consolidación de marcas y redes será una de las principales tendencias en los próximos años.

Pemex

Petróleos Mexicanos (Pemex) continua siendo el rey del mercado energético de México. Hay unas 9,000 gasolineras operando bajo la franquicia de Pemex, mientras que la compañía petrolera estatal aun tiene posesión de unas pocas 45 gasolineras. Amenazado por la liberalización del mercado y la entrada de actores internacionales como Shell, BP y Respsol, el minorista lanzó una nueva imagen a finales de 2017: una imagen más atractiva y moderna para representar a la empresa en la nueva era basada en la libre competencia y el valor añadido.

El gobierno acaba de anunciar un plan para lanzar su propia red llamada 'Pemex Red', una cadena de 500 gasolineras propiedad del gobierno que hará de los bajos precios de los combustibles su insignia. El mayor desafío que enfrentan tanto Pemex Red como Pemex franquicia es la falta de confianza del cliente. Después de años de monopolio, la marca encarna todos los elementos negativos del negocio minorista de combustibles en México: servicios poco profesionales, bombas manipuladas y corrupción.

Oxxo Gas

FEMSA Comercio, un gigante minorista mexicano y propietario de la cadena de tiendas de conveniencia Oxxo, abrió la primera gasolinera Oxxo Gas el 6 de julio de 2016 en Monterrey. Tres años después, la cadena mexicana ya opera 483 estaciones. Cuando el segmento de conveniencia se consolide, la experiencia, la logística y las capacidades de operación de la mayor cadena de tiendas de conveniencia en México favorecerán a Oxxo Gas frente a otros competidores.

BP

La petrolera global tiene actualmente unas 480 estaciones de servicio activas en México que atienden a más de 650,000 clientes diarios. En lugar de centrarse en un área específica del país, BP está desarrollando una red nacional y ahora está presente en 28 de los 31 estados de México. El objetivo de la empresa es tener una red de 1.500 estaciones para el año 2021. Ha introducido en el mercado su tecnología ACTIVE y su aplicación BPme.

G500

La empresa es producto de la asociación entre el grupo mexicano G500 y la multinacional suiza Glencore. Con unos 330 establecimientos, la distribuidora entró al estado de Nuevo León con dos estaciones el mes pasado. Luz María Gutiérrez, directora ejecutiva de G500 Network, explicó a principios de este año que quieren duplicar su red en un año. Cada nueva apertura requería una inversión de 1 a 1,5 millones de pesos. La compañía también se asoció recientemente con Edenred para lanzar su propia tarjeta de combustible.

Petro-7

La apuesta de 7-Eleven por el mercado mexicano de combustibles. El minorista tiene planes ambiciosos para duplicar su red actual de 237 sitios, todos operados por la compañía. Petro-7 invertirá 6.000 millones de pesos (306 millones de dólares) para tener una red de 520 puntos en 2023; 400 millones de pesos (20 millones de dólares) del total se utilizarán para la instalación de sistemas de recuperación de vapores, según Forbes. Hasta ahora la empresa se ha centrado en 8 mercados: Nuevo León, Coahuila, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Jalisco, Guanajuato y Estado de México. Petro-7 ha construido entre el 30 y el 40% de sus emplazamientos, mientras que el resto ha sido rehabilitado. Su larga tradición como marca de tiendas de conveniencia es un activo positivo, según Juan Carlos Paredes, CEO de Petro-7. El 90% de las gasolineras cuentan con una tienda 7-Eleven.

Otros actores clave en el mercado son Total (230), ExxonMobil (227), Arco (200), Shell (200), Chevron (198) y Repsol (190). La española Cepsa ya ha lanzado su concepto Red Energy. Según datos de la Comisión Reguladora de Energía (CRE) hay 29 marcas actualmente activas en México.

Related contents

Discuss