La versión audio de PetrolPlaza está presentada por UNITI expo 2020, la principal feria industrial europea para los sectores de venta de combustibles y lavado de automóviles.

Español English Shell y Total recortan drásticamente el gasto para enfrentar la crisis mundial

El coronavirus y la guerra de precios entre los principales productores obligan a ambos gigantes del petróleo a reducir gastos y suspender las recompras.



Last update:
Royal Dutch Shell y Total han suspendido sus programas de recompra de acciones y han anunciado un recorte de costes de miles de millones de dólares para luchar contra la reciente caída de precios del petróleo.   La semana pasada, el precio del crudo Brent alcanzó su nivel más bajo en 17 años, mientras la pandemia de coronavirus continúa poniendo en un punto muerto a la economía mundial y los principales productores entran en una guerra de precios.   Shell anunció planes para reducir sus costos operativos entre 3.000 y 4.000 millones de dólares este año, mientras que reduce sus gastos de capital previstos en 5.000 millones de dólares a 20.000 millones de dólares para el año. Se espera que esta combinación de acciones impulse el flujo de efectivo libre de Shell en 9.000 millones de dólares.   "Además de proteger a nuestro personal y clientes en este difícil momento, también estamos tomando medidas inmediatas para garantizar la solidez financiera y la resistencia de nuestro negocio", dijo Ben van Beurden, Director Ejecutivo de Royal Dutch Shell.   La empresa petrolera francesa Total anunció el lunes por la mañana que recortará el gasto de capital en alrededor de un 20% a menos de 20.000 millones de dólares.   Patrick Pouyanné, Presidente y Director General de Total, se dirigió a los empleados del Grupo el 19 de marzo para movilizarlos frente a los desafíos que se avecinan. Recordó la resistencia que los equipos del grupo demostraron durante la crisis del petróleo de 2015-16.   Total también reducirá sus gastos de funcionamiento en 500 millones de dólares adicionales en 2020 para llegar a 800 millones de dólares menos que en 2019.   Los efectos proporcionados por la combinación tóxica del aumento de la oferta mundial y la rápida caída de los precios del petróleo resultarán ser un desafío colosal para las principales compañías petroleras.

Related contents

Discuss