La versión audio de PetrolPlaza está presentada por UNITI expo 2020, la principal feria industrial europea para los sectores de venta de combustibles y lavado de automóviles.

Español English La inflación y el tipo de cambio dejan en jaque al sector gasolinero

La falta de inversión por la devaluación del peso, problemáticas con los pagos de tarjeta y un giro hacia GNC por la subida de precios del combustibles son algunas de las claves del mercado argentino.



Last update:

Con la inflación en su momento más alto desde que Mauricio Macri llegó al gobierno en diciembre de 2015, los precios de nafta y diésel en Argentina han ido aumentando mes a mes. En algunas partes del país los precios has subido un 42% en lo que va de 2018; el aumento del valor internacional del petróleo y los tipos de cambio explican la tendencia.

La inflación y la pérdida de valor del peso han propiciado un duro golpe en los ingresos de las familias. Tanto YPF como Shell, las dos marcas líderes en Argentina, subieron los precios un 2% la semana pasada: el litro de diésel pasó de 28.89 a 29.64 pesos ($0.80) para YPF y 36.65 a 37.50 pesos ($1.00) para Shell. El precio medio de un litro de diésel cuando Macrí fue elegido presidente era de 11.81 pesos

Para los operadores de gasolineras la subida de precios se ha traducido en márgenes más bajos. Uno de los problemas de las últimas semanas ha sido el pago con tarjeta, hasta el punto en que muchas estaciones han dejado de aceptar este método de pago. Dicen que con cada transacción pierden el 76% de las ganancias. Este lunes la CECHA de reunirá con Ignacio Wermer, el Subsecretario de Comercio Interior, para discutir los dos problemas principales: el periodo de acreditación (en algunos casos llega hasta 28 días) y las tasas que deben abonar a los bancos.

Un cambio hacia el gas comprimido natural

La subida de precios de combustibles líquidos también ha disparado la conversión de vehículos a GNC, según Frank De Poli, Director de Elaflex Latin America, empresa líder en la fabricación de pistolas de gasolina y equipamiento para gasolineras.

“Argentina es rica en GNC, y la brecha de precio entre el combustible líquido y el GNC ha crecido de apenas 22% hace no muchos meses a cerca del 50% en la actualidad. Esto quiere decir que por el mismo dinero un vehículo con GNC puede recorrer el doble de kilómetros que uno con combustible líquido,” explica De Poli.

En agosto se registraron 15.783 nuevos vehículos equipados para GNC, según datos de Enargas. Eso representa un 84% más de coches con GNC que en el mismo mes de 2017.

Related contents

Discuss